Feeds:
Entradas
Comentarios

Este blog es una creación colectiva de alumnos de Secundaria y Polimodal del Instituto Euskal-Echea de Llavallol, provincia de Buenos Aires, República Argentina. En el Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810, intenta ofrecer interpretaciones posibles, experiencias, recuerdos del pasado argentino, reflexiones sobre el presente y también proyecciones, algunas esperanzas.

Si lo que leés aquí te motiva a comentar algo, por favor, hacélo. Si tenés alguna sugerencia, también. Gracias por pasar por aquí.

(p.d.: La imagen de la cabecera corresponde a un fragmento de la obra “Caramelos acidulados” del artista cordobés Antonio Seguí.)

Prof. Lic. Nora V. Iglesias

Paseo por los 200 años de la enseñanza nacional, de los días de la colonia a las nuevas tecnologías

Laura Casanovas
LA NACION

Los textos escolares argentinos también tienen su historia de 200 años, desde la Revolución de Mayo. Una historia que da cuenta de los distintos abordajes pedagógicos, los vaivenes políticos del país, los cambios en el campo editorial y las transformaciones estéticas de los libros.

“Doscientos años de textos escolares en la escuela argentina” es el título de la exposición que presenta el Ministerio de Educación de la Nación, a través de la Biblioteca Nacional de Maestros, hasta este viernes. El ingreso es por Montevideo 950 del Palacio Sarmiento, de 9 a 20, con entrada libre y gratuita. Seguir leyendo »

“Revista del Ateneo” aparece el 15 de julio de 1901 y el último ejemplar es el 15 de octubre de ese mismo año. Pie de imprenta: El Tiempo. Esta aparecía quincenalmente. Publica trabajos literarios de Bartolomé Mitre, José Ingenieros, Félix San Martín, entre otros.

“Letras y Colores”  se funda el 10 de mayo de 1903 y el 10 de septiembre de 1903 se publico su ultimo ejemplar. Pie de imprenta: Jacobo Peuser. Se publicaron 9 ejemplares, era un periódico ilustrado sobre política, historia y literatura.

“Historia” aparece en mayo de 1903 y desaparece en julio del mismo año, pie de imprenta Cabaut & Cia. Los directores eran Félix F. Outes y Luis María Torres.

“Revista de la Universidad de Buenos Aires”se funda en 1904, se sigue publicando aun, los directores eran Rivarola y Albertini, y luego fue Ventura A. Pessolano. Se publicaban tesis y notas de interés científico-literario.

“P.B.T.” su fecha de aparición es el 24 de septiembre de 1904 y su último número el 6 de mayo de 1918, su director era Eustaquio Pellicer. Era una revista popular ilustrada, humorística, noticiosa e instructiva. Su subtítulo es Semanario infantil para niños de seis a ochenta años. Seguir leyendo »

La ciudad parecía un gran escenario, con sus avenidas iluminadas, espléndidos edificios públicos, grandes tiendas y palacios que impresionaron a distinguidos viajeros que —con magníficas páginas— escudriñaron a los argentinos y sus contradictorios paisajes. Fue en 1910, al cumplirse cien años de la Revolución, durante los festejos conmemorativos de la Semana de Mayo.

Con ansias de representar una tradición nacional y una identidad ciudadana, la celebración unió el modelo visionario de la elite gobernante desde 1880 y la obra colectiva de una comunidad argentinizada desde sus múltiples orígenes.

Buenos Aires, la París de América del Sur, pasó de 178.000 habitantes en 1869 a 1.576.000 en 1914. Y se promovió la apoteosis de una sociedad moderna y progresista, cuya génesis se imaginaba en la Revolución de Mayo.

Se desarrolló desde la madrugada del 19 de mayo —decían las crónicas de la época— “una festividad magnífica que trae más pavorosa cola que el cometa Halley”, que brilló por la competencia en los despliegues de representaciones diplomáticas, económicas, culturales y étnicas, preferentemente de las colectividades española, italiana y francesa. Seguir leyendo »

En el periodo colonial numerosas plagas azotaron nuestro territorio. Muchas epidemias fueron introducidas por los conquistadores provocando una gran caída demográfica entre los indígenas. La más terrible fue la viruela, que hasta hoy no se sabe quién la arrastró hacia Argentina, si los españoles o los africanos.

La fiebre amarilla se hizo presente en el país en el año 1858, y también pudo haber llegado desde África. Mientras que el cólera, llegado desde Europa, fue una “enfermedad exótica viajera”. Llegó en la mitad del siglo XIX, y en nuestros tiempos con la incorporación de la Argentina  al Mercosur, con el movimiento de mercaderías se facilitó su importación. Seguir leyendo »

“La sociedad tuvo importantes cambios en cuanto a su composición étnica, ya que en 1810 los blancos representaban algo mas de la mitad de la población (55.32 por ciento); las tres cuartas partes (73.29 por ciento) descendientes fueron relegados y quedaron nucleados en grupos muy pequeños, que expresaban el pintoresquismo africano durante el carnaval.

La mencionada costumbre hispana de casamientos con gran diferencia de edad entre los contrayentes, se fue corrigiendo de manera lenta pero constante, al mismo tiempo que bajo la edad promedio de ambos contrayentes. Las mujeres descendieron de 34-32 a los 23-21 y los hombres, de 40-38 a 28-25.

Las mujeres de los sectores bajos (esclavas o libres) tenían una iniciación sexual más temprana, en parte por la libertad de la que disponían, la falta de compromiso ante la sociedad y por la compulsión de los hombres, que también se iniciaban tempranamente, ya fuera con prostitutas o en apareamientos ocasionales con cualquier mujer dispuesta a permitirlo. En los tribunales no faltaban las mujeres solteras de la clase media que reclamaban matrimonio o resarcimiento económico para mantener al o los hijos procreados. Aunque la bibliografía mas difundida sostiene que el papel de la mujer era de relegamiento, obediencia y sujeción a la autoridad del padre primero, y luego a la del marido, la realidad parece demostrar que no era tan así.”

Andrés Carretero, Vida cotidiana en Buenos Aires, Buenos Aires, Planeta, 2000.

Luciana Coni y Violeta Molina, 4° Ciencias Sociales

“Para 1810 en Buenos Aires había algo más de 31.000 habitantes que conformaban diversos tipos de familia.

Por la cantidad de sus componentes predominaba la familia tipo, que se componía por el padre, la madre y los hijos. Luego le seguían los grupos en los que faltaba el progenitor o cabeza de familia. A continuación venía la familia tipo a la que se le agregaban parientes, vecinos, entenados y/o esclavos, y finalmente este último grupo familiar que también había perdido al padre. Esta tipología se mantuvo con algunas variantes, hasta bien entrado el siglo XX.

Por intermedio del matrimonio se legalizaban las procreaciones, al mismo tiempo que se garantizaba la subsistencia material de todo el grupo. Seguir leyendo »

Episodio bélico-político que tuvo como epicentro el archipiélago de las Malvinas entre abril y junio de 1982

Antecedentes Históricos

“Las Islas Malvinas formaron parte del área bajo jurisdicción de España desde la entrada en vigor de los primeros instrumentos internacionales que delimitaron el “Nuevo Mundo” poco después del descubrimiento de 1492.(…)

Cuando el orden en Puerto Soledad había sido restaurado, una corbeta de la Marina Real británica apoyada por otro buque de guerra que se encontraba en las cercanías, amenazó con el uso de fuerza superior y exigió la rendición y entrega de la plaza. Tras la expulsión de las autoridades argentinas y los pobladores, el gobierno inglés, en 1834, asignaría a un oficial de la Armada para que permaneciera en las islas y recién en 1841 tomaría la decisión de “colonizar” las Malvinas, nombrando un “gobernador”. Seguir leyendo »

“1821: (…) el General Lecor, jefe de las fuerzas ocupantes, convocó a un congreso en Montevideo en el que se resolvió la incorporación de la Banda Oriental al Reino Unido de Portugal y Brasil con el nombre de ‘Provincia Cisplatina’. Un año más tarde, cuando el rey de Portugal regresó a Lisboa, su hijo Pedro resolvió quedarse en tierra americana y proclamó la independencia del Brasil, un dominio que incluía a la ‘Provincia Cisplatina’.

Los patriotas orientales no deseaban formar parte del conjunto brasileño; los lazos con España habían sido prolongados y aún eran fuertes. Tampoco estaban muy decididos a pertenecer a la jurisdicción de Buenos Aires, pues entre esta ciudad y Montevideo existía una antigua rivalidad (…) Sin embargo, razones históricas, idiomáticas y económicas unían más a los orientales con sus compatriotas de la otra banda que con los brasileños. A principios de 1825, el coronel Manuel de Lavalleja, que anhelaba la independencia de su tierra, se aisló en Buenos Aires y pidió apoyo al gobernador, general Juan Gregorio de Las Heras. Como se sabe, la provincia de Buenos Aires manejaba por entonces las relaciones exteriores de todas las provincias, y a Las Heras le pareció imprudente prestar auxilio a Lavalleja (…).” Seguir leyendo »

“Un duelo es un tipo formal de combate, como se ha practicado desde el siglo XV hasta el XX en las sociedades occidentales. Puede ser definido como un combate consensuado entre dos caballeros, que utilizan armas mortales de acuerdo con reglas explícitas o implícitas que se respetan por el honor de los contendientes, acompañados por padrinos, quienes pueden a su vez luchar o no entre sí. En general, y especialmente en las últimas décadas, un duelo es considerado un acto ilegal en la mayoría de los países.

Los duelos podían efectuarse con la espada de duelo europea o —desde el siglo XVIII en adelante— con pistolas. Con este fin se fabricaban artesanalmente bellos pares de pistolas de duelo para uso de los nobles ricos.

Después de la ofensa real o imaginaria, los partidarios del ofendido demandaban «satisfacción» del ofensor, explicitando la demanda con un gesto insultante al que era imposible permanecer indiferente; golpear al ofensor en el rostro con un guante, o tirar el guante al piso delante de él —de aquí la frase «tirar el guante»— que con el tiempo se ha convertido en sinónimo de cualquier desafío.

Desde la llegada de los primeros europeos al Río de la Plata, el duelo fue principalmente una demostración del coraje varonil, muy frecuente en las clases bajas, que desarrollaron una tradición de duelo a cuchillo que remplazó el golpe de guante por la «mojada de oreja» y que —en general— siguió las técnicas del duelo popular del sur de Italia o de Andalucía, es decir, cuchillo o faca y trapo o manta a modo de escudo en el otro. Desde los orígenes del tipo social del gaucho, el duelo acompañó a las clases campesinas del río de la Plata, aunque tampoco aquí fue una práctica legalmente aceptada. Seguir leyendo »

“(…) López, impaciente por tomar una ciudad brasileña importante, ordenó ocupar por la fuerza la ciudad de Corrientes y capturar los pequeños buques de guerra que Mitre había mandado allí en previsión de algún incidente. El 14 de abril de 1865, 5.000 paraguayos se apoderaron de la capital correntina, expulsaron al gobernador Cáceres y colocaron en su lugar a un dirigente enemigo de Mitre. Poco después, 18.000 paraguayos atravesaron el Paraná y ocuparon todo el Norte de la provincia. (…) Seguir leyendo »