Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Bernardino Rivadavia’

“1821: (…) el General Lecor, jefe de las fuerzas ocupantes, convocó a un congreso en Montevideo en el que se resolvió la incorporación de la Banda Oriental al Reino Unido de Portugal y Brasil con el nombre de ‘Provincia Cisplatina’. Un año más tarde, cuando el rey de Portugal regresó a Lisboa, su hijo Pedro resolvió quedarse en tierra americana y proclamó la independencia del Brasil, un dominio que incluía a la ‘Provincia Cisplatina’.

Los patriotas orientales no deseaban formar parte del conjunto brasileño; los lazos con España habían sido prolongados y aún eran fuertes. Tampoco estaban muy decididos a pertenecer a la jurisdicción de Buenos Aires, pues entre esta ciudad y Montevideo existía una antigua rivalidad (…) Sin embargo, razones históricas, idiomáticas y económicas unían más a los orientales con sus compatriotas de la otra banda que con los brasileños. A principios de 1825, el coronel Manuel de Lavalleja, que anhelaba la independencia de su tierra, se aisló en Buenos Aires y pidió apoyo al gobernador, general Juan Gregorio de Las Heras. Como se sabe, la provincia de Buenos Aires manejaba por entonces las relaciones exteriores de todas las provincias, y a Las Heras le pareció imprudente prestar auxilio a Lavalleja (…).” (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Boticas de antaño“Convocados por Bernardino Rivadavia llegaron a Buenos Aires varios profesionales europeos, Enrique Pellegrini, Santiago Bevans y Pablo Ferrari. Este último fue encargado de organizar en primer Museo de Historia Natural, al tiempo que fundó una importante farmacia que transfirió en 1838 a don Silvestre Demarchi. Al negocio original se le agregó el de droguería al por mayor y en 1854, figuraba entre las primeras farmacias de América del sur.”

“El edificio tenía locales en la planta baja y vivienda en la alta. Sobre la puerta de entrada, un balcón cerrado y un volado le agregaba un detalle más a su aspecto de italiano y francés. Las vidrieras eran amplias y marquesinas de hierro forjado y vidrio, jerarquizaban la entrada.”

“Estanterías de nogal de Italia cubrían las paredes y la madera estaba tallada en las partes principales como los coronamientos y los parantes verticales. En estantes y mostradores se veía el símbolo de la farmacia, y entre las vitrinas y el cielo raso una franja de color sepia mostraba una larga fila de angelotes pintados.”

“Era frecuente que el médico tuviera una botica o vendiera él mismo drogas y remedios, se trataba de una forma de obtención de ingresos que complementaban el pago de los particulares y el cabildo.”

Fuente: Diego Armus, Jorge Schvarzer, Maria Sáenz Quesada, Profesiones, poder y prestigio,  Buenos Aires, Centro Editor de América Latina; 1982.

Juan Pablo Della Villa y Nicolás Vera. 4to ciencias sociales.

Read Full Post »

La presencia femenina tuvo un lugar destacado en los sucesos de Mayo y el papel de la mujer en la sociedad cambió drásticamente después de la Revolución, cuando se contemplaron sus derechos a la educación y a la cultura, pero también el derecho a elegir libremente en cuestiones de amor.

por María Saenz Quesada

El pensamiento de la Ilustración que en el siglo XVIII desafió la continuidad del Antiguo Régimen cuestionó la visión tradicional de la mujer. En coincidencia con estas ideas, un sector de avanzada de la Francia revolucionaria propuso -sin éxito- que se consultara a las mujeres acerca de las leyes que las concernían directamente. También se reclamó que la educación femenina fuera responsabilidad del Estado. Estos dos enfoques se difundieron a través de libros y periódicos.

En el virreinato del Río de la Plata, las primeras publicaciones de los criollos criticaron la costumbre de arreglar los casamientos entre familias sin darle lugar al amor, muy valorado por las nuevas tendencias del romanticismo. Por su parte, Manuel Belgrano recomendó vivamente que se educara a las mujeres, algo que constituía también una forma de reconocer a su madre, Josefa González Casero, sostén del hogar y entusiasta de la buena educación.

La defensa del derecho de las mujeres al amor, a la educación y la cultura, y fundamentalmente a una vida propia, tuvo una representante genuina en Mariquita Sánchez (1786-1868). (más…)

Read Full Post »

“El año de 1820, año de conmoción en el país, vio surgir en Buenos Aires una prensa violentamente combativa. El máximo representante de ese periodismo de lucha fue el sacerdote franciscano fray Francisco de Paula de Castañeda. […] Como escritor era el más valiente y fecundo de su época, sin excluir al mismo don Juan Cruz Varela, y como hombre fue un patriota y un filántropo. Sus producciones, que reunidas formarían algunos gruesos volúmenes, dejan mucho que desear, bajo el punto del estilo, tosco e incorrecto en general […]. En descargo de estos deslices literarios, cuya importancia era mucho menor que el éxito que alcanzaban sus escritos, debe tenerse presente que el padre Castañeda alimentaba él solo hasta ocho periódicos a la vez, […] que cada uno de esos periódicos tenía por objeto contestar a otros tantos adversarios que le salían al encuentro para herirlo, para ridiculizarlo, pero jamás vencerlo […]. (más…)

Read Full Post »