Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘siglo xviii’

“Un duelo es un tipo formal de combate, como se ha practicado desde el siglo XV hasta el XX en las sociedades occidentales. Puede ser definido como un combate consensuado entre dos caballeros, que utilizan armas mortales de acuerdo con reglas explícitas o implícitas que se respetan por el honor de los contendientes, acompañados por padrinos, quienes pueden a su vez luchar o no entre sí. En general, y especialmente en las últimas décadas, un duelo es considerado un acto ilegal en la mayoría de los países.

Los duelos podían efectuarse con la espada de duelo europea o —desde el siglo XVIII en adelante— con pistolas. Con este fin se fabricaban artesanalmente bellos pares de pistolas de duelo para uso de los nobles ricos.

Después de la ofensa real o imaginaria, los partidarios del ofendido demandaban «satisfacción» del ofensor, explicitando la demanda con un gesto insultante al que era imposible permanecer indiferente; golpear al ofensor en el rostro con un guante, o tirar el guante al piso delante de él —de aquí la frase «tirar el guante»— que con el tiempo se ha convertido en sinónimo de cualquier desafío.

Desde la llegada de los primeros europeos al Río de la Plata, el duelo fue principalmente una demostración del coraje varonil, muy frecuente en las clases bajas, que desarrollaron una tradición de duelo a cuchillo que remplazó el golpe de guante por la «mojada de oreja» y que —en general— siguió las técnicas del duelo popular del sur de Italia o de Andalucía, es decir, cuchillo o faca y trapo o manta a modo de escudo en el otro. Desde los orígenes del tipo social del gaucho, el duelo acompañó a las clases campesinas del río de la Plata, aunque tampoco aquí fue una práctica legalmente aceptada. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Las opiniones históricas sobre el verdadero nacimiento del radicalismo  se hallan aun envueltas en una ardorosa polémica, directamente relacionada con la participación de quienes fueron fundadores de la Unión Cívica Radical en la revolución del 26 de julio de 1890. En los mítines previos a la revolución contra Juárez Celman y por ende contra el Unicato y el roquismo, y el día del estallido en sí, nadie menos Leandro N. Alem preside la junta ejecutiva de la Unión Cívica, constituida el día del mitin de Frontón Buenos Aires y cuya bandera flamearía en el parque. En esa revolución lucharon codo a codo Alem, Francisco Barroetaveña, Lisandro de la Torre, Delfín Gallo, Nicolás Repetto, Damián Torino, Aristóbulo del Valle, Joaquín Castellanos e Hipólito Yrigoyen.  Los nombrados, junto a otros importantes ciudadanos redactaron en 1892 la Carta Orgánica de la Unión Cívica Radical. […]

Los cívicos definitivamente enfrentados a Roca y no enrolados en el mitrismo, “radicalizaron” su posición, adoptando las banderas del sufragio libre y la abstención revolucionaria en tanto siguiera el fraude y la falta de garantías electorales. Así nace la Unión Cívica Radical, y entre sus fundadores estarán Nicolás Repetto, quien luego será uno de los más  famosos  dirigentes del socialismo argentino, y Lisandro de la Torre, fundador después del Partido Demócrata Progresista. […] (más…)

Read Full Post »