Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ser nacional’

“Avaricia, espíritu de negocios, la preocupación de la fortuna…[…]. Si el lector observa en sí mismo cómo dirigen su vida sus sentimientos, percibirá fácilmente que toda nuestra historia política y social es el resultado de la acción de estas fuerzas. En la Economía Política, por ejemplo, el sentimiento de la grandeza futura al país, en su riqueza fácil e inagotable domina la evolución de los valores, precios, crédito, papel moneda, bancos; si por hipótesis se le suprime, quedarían sin explicación todas nuestras originalidades económicas. […] A medida que el sentimiento progresa, los fenómenos económicos adquieren mayor vuelo; si por cualquier razón decae, la curva de los valores, del crédito, de todo el proceso de la riqueza, lo sigue con toda fidelidad. Aplicando el método de diferencias se demuestra lógicamente al tesis: en otros países de iguales condiciones físicas, de raza, situación, pero sin ese sentimiento, la economía ha seguido una marcha diversa, más lenta, análoga a las naciones viejas, de riqueza estable y limitada. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

“(…)Cualquiera que atraviese el país sin sueño en los ojos, sin sueño en la atención, podrá comprobar como nada tiene que ver la esperanza del lento trabajador del norte con la esperanza de su pariente metropolitano de Buenos Aires, Rosario o Córdoba; el sistema moral del hombre andino con la codicia del pequeño señor industrial de Mendoza; la operosa vida del colono mediterráneo con la existencia de su explotador urbano; el ligero despertar del hombre ubicado junto a la tierra con el concreto y codicioso sueño del hombre que vegeta en el aire. Las ambiciones, las ansias, las inquietudes son diferentes. Aun la cara del país es diferente.

Florencio Molina Campos (Ciudad de Buenos Aires 21 de agosto de 1891 - id. 16 de noviembre de 1959) fue un dibujante y pintor conocido por sus típicos dibujos costumbristas de la pampa argentina. Sus dibujos y pinturas rememoran con un toque humorístico típicas viñetas gauchescas.

Anduve por muchos caminos, por muchos albergues, por muchas ciudades. Las cosas que ví me llenaron de emoción reflexiva. Aun los casos más insignificantes –el mero nombre de una persona, la forma de escuchar en los diálogos, cierta cultura natural, cierta rudimentaria vocación de sabiduría –me relevaron la presencia de un “hinterland” moral muy rico en lo hondo y desconocido de nuestra tierra. En modo natural, Jujuy se parece a su hombre, Buenos Aires a su hombre. (más…)

Read Full Post »

Esquina porteña, óleo de Juan. L. Pallere, que muestra a Bs.As. en 1852“A diferencia del interior, el pueblo de Buenos Aires manifiesta desde 1810 marcadísimas tendencias a simpatizar con todo lo exótico. Por eso al llegar a sus playas el inmigrante se siente, no en su casa, mejor que en su casa. Sabe que el criollo, especialmente el porteño y el del litoral, aunque se burle andaluzamente de sus costumbres y trajes, luego que él sepa adaptarlos al país, le tenderá los brazos como a antiguo amigo.”

“¡La nebulosa del carácter argentino se condensa así en radiante sol!… Yo te saludo, oh sol de mayo! Tus rayos han penetrado en mi pecho y las tinieblas de mi melancolía han huido como tropel de espectros. Tú enciendes en mi corazón de patriota la luz de la esperanza. Tus caricias a la madre tierra, derritiendo la escarcha de la noche, harán brotar la semilla de mis deseos. ¡Salve, sol plenipotente que surges en la mañana gloriosa! Sólo me amarga la conciencia de que, cuando subas triunfante sobre los pueblos e irradies desde el cenit, entre él blanco y el celeste de nuestro cielo, mis pobres huesos yacerán pulverizados por el tiempo. Pero tu deseo brotará sobre mi tumba una azucena blanca; ella será el símbolo de mis votos y predicciones. Ella, elevando su litúrgico cáliz lleno de lágrimas de la aurora, te saludará una vez más: “¡Salve, oh sol de mayo!”

Carlos Octavio Bunge, Nuestra América, 6º Edición, Buenos Aires, Ed.C.Vaccaro, 1918.

Natasha Lisiy y Carolina Postillone, 3° Humanidades y Ciencias Sociales

Read Full Post »